Colombia en el SCCR 29

De Nomono
Saltar a: navegación, buscar
 Solicitud |  Firma la solicitud |  Firmantes |  Acerca de la solicitud

La razón de la solicitud

Del 8 al 12 de Diciembre de 2014 Colombia participará en el Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual representando los intereses de las bibliotecas y archivos del país mediante la Cancillería y la Dirección Nacional de Derecho de Autor. Queremos hacerles llegar a ellos nuestros comentarios al respecto para que no tomen una decisión sin nuestra perspectiva.

En pocas palabras ¿qué solicitamos?

Gráfico de los tratados internacionales del último siglo. A la izquierda los que benefician a autores y a la derecha los que benefician a usuarios. Queremos que se incluya un Tratado sobre bibliotecas y archivos a la derecha

Durante el último siglo se ha favorecido con bastantes tratados a los autores y titulares del derecho de autor. Del 8 al 12 de Diciembre se discute un instrumento jurídico que favorecería a todas las bibliotecas y archivos del mundo y queremos que Colombia apoye su aprobación.

Específicamente queremos que:

  • El instrumento jurídico que se implemente sea un tratado (que sería de obligatorio cumplimiento para todos los Estados Miembro de la OMPI.
  • Colombia apoye propuestas como el Borrador de tratado de excepciones y limitaciones de IFLA[1] que nos daría derecho a
    • Efectuar importaciones paralelas de las obras
    • Realizar préstamos bibliotecarios y acceso provisorio
    • Reproducir y suministrar copias a Bibliotecas y Archivos
    • Preservar el material de las Bibliotecas y Archivos
    • Usar obras huérfanas, obras objeto de retracción y retiradas, y obras no disponibles en el comercio
    • Realizar usos transfronterizos
    • La traducción de obras por parte de bibliotecas y archivos
    • La limitación sobre la responsabilidad de las bibliotecas y los archivos
    • Depósito legal analógico y digital
    • Eludir medidas tecnológicas de protección (¡Ayuda! ¡No entiendo nada!)

¿Esto va en contra de las editoriales o de los autores?

¡De ninguna manera! Queremos tener estas excepciones para tener normas justas e incluyentes con todos los sectores y tener la seguridad que al cumplir nuestro trabajo en bibliotecas y archivos no estamos infringiendo ninguna norma.

De hecho hemos comprobado que donde hay sistemas te bibliotecas fuertes, hay mayor cantidad de librerías, porque hay más lectores y acceso a la cultura. Queremos seguir apoyando a los autores, editores y demás beneficiarios del derecho de autor difundiendo su obra, para que sean más conocidos y así tengan un espacio más dónde darse a conocer.

Ok me convencieron ¿Qué hago ahora?

  • Firma la solicitud que puedes ver a texto completo a continuación
  • Comparte esta solicitud con tus colegas

El texto completo de la solicitud

Puedes descargar el texto completo de la solicitud en este enlace (PDF). Aquí el texto por si no la quieres descargar:

Bogotá, Noviembre 27 de 2014.

Doctor

Giancarlo Marcenaro Jiménez

Director

Dirección Nacional de Derecho de Autor

Ciudad.

Con copia a:

Doctora

Laura Lozano

Dirección de Asuntos Económicos, Sociales y Ambientales

Ministerio de Relaciones Exteriores

Asunto: Garantías jurídicas para bibliotecas y archivos y sus usuarios (SCCR/29 - OMPI).

Respetados Doctores:

El sector de la lectura y de la promoción de generación de contenidos de Colombia, conformado por bibliotecarios, archivistas, promotores de lectura, usuarios de las bibliotecas, escritores y ciudadanos en general, presentamos algunos comentarios y propuestas frente al tema 'Limitaciones y excepciones para bibliotecas y archivos' que, de acuerdo con el orden del día[2], será tratado en la vigésimo novena sesión del Comité permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos de la OMPI (del 8 al 12 de diciembre del presente año en Ginebra, Suiza), en donde además se presentará la actualización del estudio sobre esta materia[3], elaborado por el Dr. Kenneth Crews en el año 2008[4].

Vemos con preocupación que las limitaciones y excepciones para bibliotecas y archivos vigentes en Colombia no consiguen equilibrar los derechos de los autores y titulares, con el mandato constitucional de las bibliotecas y archivos de garantizar el derecho a la información y la cultura, y con los derechos fundamentales de las personas de acceder al conocimiento y a la educación, a la ciencia y a desarrollar las capacidades para informarse y participar en la vida cultural.

Según la respuesta a la consulta realizada a la Dirección Nacional de Derecho de Autor -DNDA- la normativa colombiana en esta materia sólo incorpora una excepción al derecho de reproducción exclusivamente para fines de preservación o sustitución de ejemplares en los casos de extravío, destrucción o inutilización. Usos como "el préstamo de obras, la importación, la traducción, los usos transfronterizos, el acceso a obras objeto de retractación o retiradas, el acceso a obras huérfanas, y los demás usos NO están indicados de manera expresa como una limitación al Derecho de Autor", por tanto, se requiere de la "autorización previa y expresa del autor o titular de los derechos patrimoniales de la obra"[5] para llevar a cabo cualquiera de estos usos, autorización con la que por lo general no cuentan las bibliotecas o archivos colombianos. La legislación colombiana al omitir consagrar excepciones y limitaciones para otros derechos, como el de distribución, compromete la seguridad jurídica de las bibliotecas y los archivos, pues servicios tan básicos como el préstamo de libros y el suministro de acceso a información digital quedan en un limbo jurídico rayando con la ilegalidad que impide el correcto funcionamiento de dichas instituciones. Esta situación se agudiza aún más cuando del entorno digital se trata.

El vacío jurídico mencionado fue también advertido por el estudio de Crews en 2008 para otros Estados Miembros de la OMPI. En efecto, este análisis afirma que existen bibliotecas que luchan por ofrecer servicios básicos como el préstamo de libros, pero también, hay realidades bibliotecarias y archivísticas que persiguen fines más amplios y complejos como por ejemplo la garantía del derecho a la información y el conocimiento en tanto fundamento de la democracia, la participación política y la creación humana. Sobre el primer caso, concluye "Para que las bibliotecas puedan llevar a cabo incluso sus cometidos más fundamentales, es preciso que la legislación prevea excepciones que permitan la distribución de la obras mediante préstamo (...) es necesario que en las excepciones en favor de las bibliotecas se prevea también la reproducción limitada para fines de preservación o sustitución, o la reproducción y distribución para fines de estudio e investigación del usuario" [p.77]. Sobre propósitos bibliotecarios y archivisticos que involucran la garantía y protección de derechos fundamentales como el acceso a la información y el conocimiento para la toma de decisiones públicas y ciudadanas, se requieren otro tipo de excepciones y limitaciones que no afecten o limiten dichos derechos.

Partiendo de este vacío normativo y de la ausencia de normas claras en el contexto nacional e internacional, urge la adopción de un instrumento jurídico internacional de carácter vinculante que brinde plena seguridad jurídica a las bibliotecas y a los archivos a la hora de cumplir su misión de garantizar el acceso a la información y a la cultura. Como es de su conocimiento, la propuesta realizada por la International Federation of Library Associations and Institutions (IFLA) junto con la International Council on Archives (ICA), Electronic Information for Libraries (EIFL) y la Corporación Innovarte, y acogida por algunos miembros del Grupo de América Latina y el Caribe (GRULAC) como Brasil, Ecuador y Uruguay, entre otros, busca impulsar un Tratado donde las Partes Contratantes se comprometan a garantizar de forma obligatoria que las bibliotecas y los archivos tengan el derecho a:

  • Efectuar importaciones paralelas de las obras
  • Realizar préstamos bibliotecarios y acceso provisorio
  • Reproducir y suministrar copias a Bibliotecas y Archivos
  • Preservar el material de las Bibliotecas y Archivos
  • Usar obras huérfanas, obras objeto de retracción y retiradas, y obras no disponibles en el comercio
  • Realizar usos transfronterizos
  • La traducción de obras por parte de bibliotecas y archivos
  • La limitación sobre la responsabilidad de las bibliotecas y los archivos
  • Depósito legal
  • Eludir medidas tecnológicas de protección[1]. .

Teniendo en cuenta lo anterior, les solicitamos comedidamente que su gestión como representantes de Colombia ante la OMPI esté encaminada a lograr que el instrumento jurídico que se adopte internacionalmente sea un Tratado, de obligatorio cumplimiento por parte de los Estados Miembros del la Organización. A su vez, que asuman una posición de liderazgo en estas discusiones, y que promuevan activamente que esta temática se aborde prioritariamente en los siguientes Comités Permanentes.

En oportunidades anteriores, como en las mesas de trabajo realizadas por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en julio de 2013 y en forma previa al SCCR/26, diferentes personas e instituciones hicieron llegar a la Dirección Nacional de Derecho de Autor solicitudes de la misma naturaleza y agradeceríamos que éstas fueran tenidas en cuenta.

Finalmente, ponemos en su conocimiento el Modelo de excepciones y limitaciones para bibliotecas y sus usuarios realizado por EIFL[6], a la luz de los desarrollos legislativos y de los servicios que prestan estas importantes instituciones en los nuevos entornos tecnológicos. Este modelo puede ayudar a nutrir las discusiones locales sobre la actualización de las excepciones y limitaciones al derecho de autor en beneficio de las bibliotecas y del acceso al conocimiento.

Entendemos que éste es un tema con muchas aristas, pero le pedimos cuente con nosotros para buscar construir normas justas e incluyentes que beneficien a todos los sectores involucrados. Asimismo, les solicitamos amablemente que realicen una reunión informativa sobre lo acontecido en el SCCR, en la que convoquen a los interesados en esta materia y especialmente a los abajo firmantes.

Agradecemos tener en cuenta nuestros comentarios y solicitudes,

Cordialmente:

(Instituciones / Personas que firman)

¡Firma la solicitud!

Referencias

  1. 1,0 1,1 http://www.ifla.org/files/assets/hq/topics/exceptions-limitations/documents/traduccion_espanol_texto_propuesta_tratado_iflajuno2012.pdf
  2. http://www.wipo.int/edocs/mdocs/copyright/es/sccr_29/sccr_29_1_prov.pdf
  3. http://www.wipo.int/edocs/mdocs/copyright/en/sccr_29/sccr_29_3.pdf
  4. http://www.wipo.int/meetings/en/doc_details.jsp?doc_id=109192
  5. http://wiki.nomono.co/index.php?title=Consulta_a_la_Direcci%C3%B3n_Nacional_de_Derecho_de_Autor_sobre_limitaciones_y_excepciones_para_bibliotecas_en_Colombia
  6. http://www.eifl.net/news/eifl-draft-law-copyright-revised-and-updated

Glosario

Este breve glosario explicará algunos de los problemas que enfrentan las bibliotecas al no tener estas excepciones y limitaciones:

  • Efectuar importaciones paralelas de las obras: Si una obra no está disponible en Colombia, no la puedes comprar afuera y traerla a tu biblioteca, por ejemplo por Amazon. Además de pagar por ella, tu biblioteca debería tener una carta con la autorización del titular del derecho de autor para que puedas hacerlo.
  • Realizar préstamos bibliotecarios y acceso provisorio : Los mismos abogados parecen no estar de acuerdo sobre si el préstamo se puede o no realizar en otras bibliotecas que no hagan parte de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas. Jorge Orlando Melo lo narra mejor en este enlace.
  • Reproducir y suministrar copias a Bibliotecas y Archivos : Si pagamos a una sociedad de gestión colectiva como CDR podemos permitir fotocopiar cierta porción de los documentos pero ¿Eso cubre lo digital? A veces nos vemos en problemas porque podríamos estar infringiendo este punto. Si esa licencia nos permite fotocopiar el 30% de obras fuera del mercado ¿Qué hacemos si los usuarios necesitan un mayor porcentaje del documento y la obra ya no se puede comprar en ningún lado?
  • Preservar el material de las Bibliotecas y Archivos : Una de las excepciones para bibliotecas es la copia de preservación, pero parece pensada para obras físicas. Sólo nos permite una única copia, pero para hacer preservación digital se hace una copia matriz (de alta calidad y poco uso) y una derivada (para uso más frecuente). ¡De entrada ya superamos el límite de una única copia!
  • Usar obras huérfanas, obras objeto de retracción y retiradas, y obras no disponibles en el comercio : ¿Y si queremos pedir autorización para usar una obra y no tiene autor? ¿Y si tiene autor pero es muy difícil hallarlo? ¿Cómo pedimos permiso cuando no podemos identificar el autor? esta excepción le permitiría a bibliotecas y archivos salir bien librados de este embrollo.
  • Realizar usos transfronterizos : Si tu institución realiza canje internacional, deberías tener autorización del titular de la obra para poder hacerlo. Por otro lado si tu institución realiza conmutación bibliográfica internacional, deberías, además de recibir o enviar el documento, tener una autorización para que la obra se use fuera de los límites nacionales de donde el titular del derecho de autor permitió que se usara su obra.
  • La traducción de obras por parte de bibliotecas y archivos : Algunos documentos no se encuentran en el idioma de tus usuarios y no existen copias en el mercado de la obra en tu idioma. Si alguien quiere traducir la obra está haciendo una obra derivada que debe ser autorizada por el titular del derecho de autor. ¿No sería muy útil para nuestros usuarios que pudieran acceder a estas traducciones?
  • La limitación sobre la responsabilidad de las bibliotecas y los archivos : Si eres funcionario de una biblioteca o un archivo y hay algún tipo de problema legal, esta limitación haría que por estar en el ejercicio de tus funciones, la infracción al derecho de autor te blindara de cualquier lío. Esta limitación aplicaría también para la institución en ejercicio de sus funciones misionales.
  • Depósito legal analógico y digital: En Colombia tenemos el depósito legal, pero no funciona muy bien para el entorno digital. El que los autores deban autorizar cada sitio web donde publican hace que por el excesivo trámite estemos perdiendo la memoria digital del país. Esta excepción nos ayudaría a que futuras generaciones puedan conocer Internet como es hoy en día.
  • Eludir medidas tecnológicas de protección: Cuando compras un DVD que pertenece a la Zona 2 y lo usas en Colombia (que es Zona 4) no funciona. Una medida de protección tecnológica es el candado digital que impide que lo uses fuera de la zona designada. Las bibliotecas y archivos deberían poder romper estos candados digitales para que sus usuarios tengan acceso. Esto mismo pasa con los videojuegos, que funcionan en determinadas consolas. El problema es que romper estos candados tiene multas bastante elevadas pero muchos países tienen excepciones para que las bibliotecas puedan hacerlo sin que sea una infracción. En Colombia romper estos candados digitales por parte de las bibliotecas todavía es una infracción. Para la preservación digital, estos candados son un gran dolor de cabeza para las bibliotecas ¿y si además es ilegal romperlos?

¿Tienes más preguntas sobre el tema? Te invitamos a usar nuestra plataforma de preguntas y respuestas sobre derecho de autor, para que delimitemos mucho mejor los problemas que se nos pueden presentar en nuestro quehacer diario.

 Solicitud |  Firma la solicitud |  Firmantes |  Acerca de la solicitud